SOCIEDAD

El nuevo código procesal penal: “implica un compromiso por parte de la fiscalía, la defensa y los jueces”

En el marco de las jornadas de Capacitación para la implementación de la Oralidad en el fuero Penal, organizado por el Centro de Capacitación de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, disertó Leticia Lorenzo, Jueza de Garantías en Zapala, provincia de Neuquén.

Para Lorenzo, quién durante 2016 tuvo a su cargo la “Dirección del Monitoreo a la Implementación de la Reforma Procesal Penal” en la provincia de La Pampa, el cambio hacia un sistema adversarial es “sencillo de implementar, pero implica un compromiso por parte de la Fiscalía, de la Defensa y de los Jueces”.

A partir de la implementación del nuevo sistema los jueces dejarán de lado sus responsabilidades administrativas para dedicarse exclusivamente a dictar sentencias. Las funciones de administración y organización serán delegadas a la flamante Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) quien deberá admnistrar la agenda de audiencias de los magistrados, entre otras funciones.

La relación entre la OGA y los jueces será un factor clave en la aplicación del nuevo sistema en la medida que “sea razonable la agenda de audiencias y permita una optimización del tiempo y la dedicación necesaria a cada audiencia”, indicó la consultora externa y capacitadora del Centro de Estudios de Justicia de las Américas (CEJA) en temas vinculados a la implementación de reformas procesales penales en diversos países de América Latina.

La especialista indicó que el sistema debe estructurarse sobre la base de más fiscales ya que la persecución penal ya no estárá en manos de los jueces. “Venimos acostumbrados a una dinámica de trabajo que cambia: juez y jueza en el nuevo sistema son actores relevantes que tienen a su cargo las decisiones más trascendentes, pero el trabajo diario fuerte recae sobre fiscales y defensores”, indicó la docente de la asignatura “Adaptación Profesional de Procedimientos Penales” en la Universidad Nacional de La Pampa, y agregó “la tragedia del juez en relación a cómo se relaciona con el proceso y con las partes en este sistema sería algo así como tener malas partes”.

En ese sentido, Lorenzo consideró que complejidad del sistema es la asignación a las Fiscalía de responsabilidades y tareas que hasta ahora estaban a cargo de un Juzgado de Instrucción, como contar con una buena gestión en relación a la cantidad de fiscales de acuerdo a la cantidad de causas, prioridad en relación a los tipos de delitos y cantidad de habitantes, entre otros temas.

Tags
Mostrar más...