Hernán Lacunza se reunió con Mauricio Macri: “Me transmitió las prioridades de la gestión”

31
Hernán Lacunza. Foto: Aballay - Perfil.

“Prioridad número uno: responsabilidad”. Ese fue el pedido que le hizo el Presidente al nuevo ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, en la primera reunión de trabajo que mantuvieron este lunes en la Quinta de Los Abrojos. Buscó así despejar dudas respecto a su intención de cara al duro momento que atraviesa su gestión: en contra de la voluntad de su tropa, que quiere endurecer el confrontamiento con el kirchnerismo, hoy el principal objetivo de Mauricio Macri no gira en torno a la campaña, sino en lograr estabilizar los mercados para intentar llegar al 10 de diciembre sin pasar sobresaltos.

“Mauricio le transmitió que no quiere quemar las naves, que quiere ordenar todo, para un nuevo mandato o para el que le toque asumir”, fue el balance que hizo uno de los presentes en la reunión. Así, según pudo saber Clarín, por el momento no habría anuncios con objetivos electorales, como realizó el Gobierno días atrás: la suba de Ganancias, el bono para los beneficiarios de la AUH, el congelamiento del valor del combustible; y la eliminación del IVA para los productos de la canasta básica.

Lacunza, de quien distintos interlocutores destacaron su “templanza”, escuchó al Presidente y coincidió en trazar un camino “razonable” rumbo a diciembre, en el que se le dé cierta previsibilidad a los mercados. En el diagnóstico que se hizo puertas adentro, no faltaron referencias a las señales que dio Alberto Fernández tras el diálogo que mantuvo con Macri: “Ellos están jugando bien, nosotros tenemos que responder igual”, planteó ante este diario uno de los convocados.

Fue luego de leer que Guillermo Nielsen, referente económico del Frente de Todos, había salido a despejar dudas al descartar -en diálogo con Bloomberg- que no está entre sus planes reestructurar la deuda; y a raíz de la aparición pública que había hecho la semana pasada el candidato a presidente, cuando llevó calma a los mercados al indicar que el dólar a 60 pesos “está bien”.

Junto a Lacunza y Sandleris, en Los Abrojos también estuvo el grupo de dirigentes que conforman la mesa de decisiones del Presidente: la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; los ministros Rogelio Frigerio (Interior) y Dante Sica (Producción); y, por supuesto, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien por el momento resiste en su cargo, luego de las fuertes versiones que indicaban que podía seguir los pasos de Nicolás Dujovne.

Lacunza asomó por el predio ubicado en el municipio bonaerense de Malvinas Argentinas cerca de las 11, como estaba previsto. Llegó con carpetas e informes que su equipo, el mismo que lo acompañó en la Provincia, pudo hacer en las primeras horas desde que asumió. Luego de la reunión, en breves declaraciones a la prensa, Lacunza aseguró que el Presidente le “transmitió las prioridades de la gestión de los próximos meses”, sin dar mayores detalles. “Me voy a reunir con mi equipo para que, en virtud de esas prioridades, podamos trabajar”, agregó.

Lacunza, que al retirarse de Los Abrojos evitó responder preguntas, avisó que este martes, al cabo de su primera jornada al frente de forma oficial, dará una conferencia de prensa “durante el día”. El flamante ministro trabajará inicialmente en tres puntos concretos, según pudo reconstruir Clarín:

*Trabajar para estabilizar las variables macro y calmar la volatididad post PASO.
*Buscar llevar tranquilidad a la gente, con un mensaje realista de la situación que se está atravesando.
*Sostener el programa fiscal y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Precisamente, entre las prioridades de la agenda de Lacunza está la misión del FMI, que llegaría en los próximos días para aconsejar al directorio del organismo sobre el desembolso de US$ 5.500 millones previsto para el próximo mes.​

En torno a la reunión hubo mucha preocupación por lo que pasaba en los mercados, pese a que se trataba de un feriado. Sucede que, mientras los funcionarios ingresaban a la quinta para el encuentro con Macri, las noticias desde el exterior no eran alentadoras: el riesgo país se ubicaba en 1.858 puntos y las acciones argentinas en Wall Street se desplomaban más del 12 por ciento.

En este contexto, en línea con la prioridad de Macri de estabilizar los mercados y cuidar las reservas del Central, en el Gobierno decidieron postergar definiciones respecto a una medida de alivio para jubilados.

La versión, surgida desde el propio Gobierno, daba cuenta que se había decidido anticipar el alza de las jubilaciones previsto por ley para diciembre, como forma de paliar el efecto de la inflación; y que también se evaluaba la posibilidad de aplicar rebajas en la compra de medicamentos.

Desde Hacienda enmarcaron el rumor entre las propuestas hechas desde Desarrollo Social y la ANSeS. “En el Gabinete cada uno tiene propuestas para hacerle al Presidente. Y más en un momento como este. Pero primero vamos a evaluar bien los números y en función del margen que haya, se decidirá”, indicaron voceros de Lacunza.

El domingo, previo al encuentro con Macri, Lacunza se había reunido con su antecesor, Dujovne, para repasar números. Analizaron los vencimientos que debe afrontar la Argentina. Son importantes: unos US$ 7.500 millones LETES en dólares y otros US$ 2.500 millones en Lecaps y Lecer.

Otro de los puntos que generó cierta inquietud en el Gobierno, y que deberá resolver el flamante equipo económico es la reducción de los depósitos a plazo fijo: la semana pasada cayeron $16 mil millones.

La jura e incorporación formal de Lacunza y su tropa se dará este martes, en un acto que encabezará el jefe de Estado, en el Salón Blanco de Casa Rosada. Será a las 8.30, antes de la apertura de los mercados. Lacunza se prepara para una jornada intensa: tras la calma que se había logrado luego del diálogo telefónico entre Macri y Alberto F.; el lunes negro para los títulos argentinos en el exterior dio malas señales.

Fuente: Clarín