Piñera y Conmebol confirmaron a Chile como sede de la final de la Copa Libertadores

46
copa libertadores

La situación que atraviesa el pueblo chileno es tan compleja y violenta, como agobiante y preocupante. En medio del caos, Sebastián Piñera y la Conmebol hicieron la vista gorda a los problemas y continúan con su postura: la final de la Copa Libertadores se disputará en el Estadio Nacional de Chile, en Santiago.

Esta tarde, la Confederación Sudamericana de Fútbol confirmó que llegó al acuerdo con el presidente trasandino para que el partido definitorio de la Copa Libertadores entre River y Flamengo se juegue allí, el próximo 23 de noviembre desde las 17:30 hs.

Sin embargo, durante varias horas de este martes, se especuló con un cambio rotundo y se barajaron tres opciones. La primera era mudar la final a Asunción, en Paraguay; la segunda, hacerla ida y vuelta en el Monumental y en el Maracaná; la tercera y menos viable, que se juegue en Miami.

La decisión tomada por Conmebol y el Gobierno chileno llega a pesar de la negativa por parte de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional. Sebastián Moreno, su presidente, manifestó rotundamente: “Están siendo informados de lo que pasa. Santiago fue elegida y es importante que el partido se dispute, pero tenemos que tener en cuenta la realidad nacional. Hay que ser realistas. Todos esperamos que se normalice todo, pero soy insistente con que lo que sucede en el país es más importante que el fútbol”.

Un dato a destacar es que la ANFP decidió suspender la próxima fecha del campeonato, programada entre el jueves 31 de octubre y lunes 4 de noviembre, por no estar dadas las condiciones de seguridad.

Mirá los comunicados oficiales.