Femicidio y enigma: ¿quién es la mujer asesinada a puñaladas y arrojada a la calle en Isidro Casanova?

la matanza

BUENOS AIRES – 5:14 de la mañana de hoy. Ese es el horario exacto, según la reconstrucción judicial, en el que un auto color blanco pasa por la esquina de Torquins y José Hernandezen Isidro Casanova, y arroja en plena vía pública el cadáver de una mujer de unos 40 años que todavía no pudo ser identificada. Según supo Infobae, el cuerpo, semidesnudo y envuelto en una sábana roja, tenía al menos dos puñaladas en la nuca y varios cortes a la altura de la clavícula, con una bolsa de nylon en la cabeza: las manos estaban atadas con sogas.

El cadáver fue descubierto por Marcelo, un vecino de la zona que salió de su casa a las 6 y se encontró con la escena horrible a escasos 10 metros de su puerta. “Estaba hecha un bollo. Toda atada. Con los pies y las manos atadas juntas y cubierta con esa sábana roja. Me acerqué y llamé a la policía. Después me dejaron de testigo. La chica tenía un tatuaje grande tipo tribal en la pierna derecha”, relató.

Así, el fiscal Claudio Fornaro, de la UFI especializada en homicidios de La Matanza, tomó el caso. El primer dato concreto que tiene la Justicia es que el lugar donde apareció el cuerpo no es la escena en la cual mataron a la mujer.

El cuerpo, que fue encontrado con las manos atadas, presentaba dos puñaladas en la nuca a simple vista.

El cuerpo, que fue encontrado con las manos atadas, presentaba dos puñaladas en la nuca a simple vista.

El fiscal Fornaro fue uno de los primeros en llegar al lugar y constató por distintas cámaras de seguridad de la zona el horario en el cual se ve pasar el vehículo. Infobae pudo visualizar una de las cámaras, propiedad de un vecino, en la que se ve pasar un vehículo a gran velocidad que, aunque la imagen es borrosa, parecería ser un Fiat Duna. Hay una sola cámara que apunta directamente para el sector donde fue arrojado el cuerpo, pero hasta el momento la Policía Bonaerense no podía conseguir la filmación porque desde hacía meses que la cámara “funcionaba mal”.

Los investigadores cotejan las características de la mujer asesinada y su edad aproximada con las denuncias por desaparición que están vigentes en la zona. Por el momento no hubo ningún resultado positivo.

Después de haber estado unas cuatro horas en el lugar, el fiscal Fornaro dejó la escena del crimen para presenciar la autopsia que comenzó cerca del mediodía en la morgue judicial de La Matanza. El cuerpo de la mujer tenía puesto solo una remera negra musculosa: la parte inferior del cuerpo estaba desnuda.