Turismo
Turismo

El turismo del fin de emana largo dejo estos números; desde el viernes hasta el lunes, se movilizaron 1,1 millones de turistas y 2 millones de excursionistas por el país, 10,4% más que en el mismo fin de semana del año pasado y dejaron un consumo de 4.700 millones de pesos.

El consumo creció así 54,7% anual y 2,8% si se quita el efecto inflación.

En el caso de los turistas viajaron 1.100.000, 10% más que en el mismo fin de semana largo del 2018. Con un gasto diario de $1.550 cada uno y una estadía media de 2,1 días, desembolsaron $3.580,5 millones, 50,8% más que en la misma fecha de la temporada anterior.

Completaron el fin de semana 2.035.000 de excursionistas, que se desplazaron de una ciudad a otra a pasar el día. Con un dispendio promedio de $550 per cápita y se estima que movilizaron $1.119 millones.

“En cuanto a las ventas minoristas, se registró más volumen de gasto que en 2018 porque se trasladó más gente. De hecho, el desembolso en términos reales subió 2,8%, pero el turista fue bastante discreto con su consumo.

Según las encuestas a comercios minoristas, las ventas se mantuvieron sin cambios frente al año pasado, lo que es un buen indicador teniendo en cuenta la caída que vienen registrando”, señala CAME.

El dólar alto favoreció el ingreso de turismo de países vecinos como Chile, Paraguay y Brasil principalmente y se sintió sobre todo en las localidades fronterizas y en que menos residentes locales viajaron al exterior.

Fuente: TELAM