Modo Vistima: José Alperovich dijo que es víctima de una infamia, podrían aparecer dos nuevas denuncias

josé alperovich

En su pedido de licencia sin goce de haberes en el Senado de la Nación, el tucumano José Alperovich -denunciado por una sobrina de 29 años por violación-, insistió en su inocencia y dijo que necesita tiempo para “desbaratar la infamia” en su contra.

“He sido víctima de denuncias promovidas en mi contra. La imputación es absolutamente falsa, lo cual demostraré, a la corta o a la larga, ante la Justicia”, dijo Alperovich en la nota presentada hoy y dirigida a la presidenta del Senado, Gabriela Michetti.

En el último punto, el exgobernador explica el fundamento del pedido: “A fin de dedicar mi esfuerzo y mi tiempo a desbaratar la infamia, aclarar la verdad y reparar mi honor, le pido expresamente que me confiera licencia sin goce de haberes en mi honorable cargo”.

A pesar de que el reglamento del Senado indica que las licencias se conceden por tiempo determinado, en la presentación de Alperovich no se consignó hasta cuándo pretende ausentarse del cuerpo.

El artículo 26 del Reglamento, establece: “Las licencias se conceden siempre por tiempo determinado, transcurrido el cual se pierde el derecho a la dieta por el tiempo en que aquéllas son excedidas. La licencia acordada a un senador caduca con la presencia de éste en el recinto”.

José Alperovich fue denunciado ante la justicia penal, nacional y provincial, por una sobrina suya de 29 años que además se desempeño como su secretaria durante la campaña electoral, entre 2017 y 2019. La joven asegura que durante esos dos años, el exgobernador tucumano abusó de ella en reiteradas ocasiones, en Tucumán y también en Buenos Aires.

El pedido de licencia de Alperovich.

De vacaciones en Miami, Alperovich negó rotundamente las acusaciones en su contra, sostuvo que es todo una mentira y que la denunciante lo amenazaba, motivo por el cual ya habrían presentado una denuncia, que hasta el momento se desconoce. El abogado de la sobrina de Alperovich asegura que nunca fueron notificados de ninguna denuncia en su contra.

Desde distintas bancadas políticas empujaron a Alperovich a tomar licencia e incluso a apartarse del cargo durante el proceso.