Durante una conferencia de prensa, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, comunicó que este viernes se publicará en el Boletín Oficial un nuevo protocolo para la interrupción legal del embarazo, el cual había sido derogado en las últimas semanas por el Gobierno de Mauricio Macri, lo que provocó la renuncia del secretario de Salud, Adolfo Rubinstein. “Estamos dando un instrumento sanitario para que se cumpla la ley”, aseguró el nuevo ministro.

Ginés González García anunció que se publicara un nuevo protocolo de aborto no punible.

Según explicó González García, esta nueva normativa será una evolución del último protocolo presentado por Rubinstein, y se centrará particularmente en proteger a los profesionales que lleven a cabo la práctica, como así también buscará respetar la objeción de conciencia, pero aplicar la ley a pesar de ella.

En este sentido, el ministro informó que este nuevo protocolo que se publicará en las próximas horas, es una actualización, aunque lo más probable es que dentro de un par de años haya que cambiarlo nuevamente por las modificaciones que ocurren en la legislación de nuestro país, y por los avances que se van dando en la medicina.

“Este protocolo pretende que sea una guía para la interrupción legal del embarazo. Con estos procedimientos, se podrá hacer que se aplique la ley de igual manera en todo el país y que los profesionales estén amparados a la hora de actuar. Obviamente hay provincias que no se unen al protoclo, pero confío en que lo hagan”, dijo.

Del mismo modo, comentó que el nuevo protocolo describe la situación del aborto en la Argentina y en el mundo, mientras que además indica cómo se debe proceder, con el consentimiento informado, la debida evaluación médica y los procedimientos correspondientes para llevar a cabo la interrupción.

La nueva norma estará publicada en el Boletín Oficial desde este viernes.

En este sentido, aclaró que una vez que la mujer firme el consentimiento de abortar, será obligación realizar la práctica dentro de los 10 días posteriores. “No puede ser la objeción de conciencia, a la que respeto mucho, una coartada para que no se cumpla la ley. Lo que nosotros nos queremos, es que esto se convierta en un combate. No es una elección que se toma para ganar una elección”, aclaró, y agregó que si bien se le da importancia a la objeción de conciencia, también se destaca en el protocolo que el centro médico debe hacerse cargo de cumplir la ley.

“A mi lo que me preocupa, es que este protocolo brinda una seguridad para los trabajadores de salud, porque todo lo que pasó ha sido intimidatorio para ellos”, añadió, y dijo también que el caso de la nena de 11 años violada en Tucumán, a la que no le permitieron abortar, tiene que ver con que en algunas provincias  se usa la Justicia para que no se aplique la ley.

Según indica el Código Penal Argentino, el aborto se puede realizar de manera legal por dos razones: si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios; y si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente.