El domingo 8, Alberto Cormillot y Estefanía Pasquín dieron un paso más en la relación y sellaron su amor con una boda íntima a la que sólo asistieron familiares y algunos amigos de la pareja.

Si bien todo se trató con sumo hermetismo, luego de la celebración, los tortolitos –que se llevan 48 años de diferencia- decidieron brindar algunas entrevistas para contar algunos detalles de lo que fue la ceremonia.

Es así que este fin de semana, el reconocido médico estuvo sentado en la mesa de Mirtha Legrand y contó algunas intimidades. Una de ellas tuvo que ver con la forma en que enfrentó a sus suegros al comenzar la relación con la joven.

“¿Los padres de su pareja estaban en contra al principio?”, le preguntó la conductora a lo que sin titubear, el profesional respondió: “Absolutamente en contra”.

Y agregó: “Hubiera hecho lo mismo que ellos. Yo en la primera reunión que tuve les dije que sabía que no era personal, que es una situación en la que yo también hubiera estado en contra. Porque el plan A no puede ser una situación como esta. Pero se dio así y uno no elige estas cosas, ni la hija ni yo, pasó. Son cosas que pasan”.