Steven Cotter Jr., un niño de nueve años, fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda en 2016. Tuvo tratamientos durante años hasta que su progreso lo llevó a tomarse pastillas de quimioterapia todos los días.

Finalmente, sin él saberlo, sus mejoras llevaron a que los días con píldoras terminaran y su quimioterapia concluya de una vez por todas.

Su madre, Ashley Cotter, no le dijo cuándo terminarían para que no se ilusionara si, por alguna desmejora, el tratamiento no finalizaba allí. Sin embargo, como el panorama positivo se mantuvo, filmó el momento en que le dijo que esa era la última pastilla a ingerir. Steven rompió en lágrimas de felicidad mientras tomaba la píldora y luego se abrazó con su familia.

“Nunca viste la felicidad hasta que viste a un pequeño niño de nueve años llorar las lágrimas más felices luego de terminar su tratamiento de quimio!!!”, escribió en la publicación del video que se volvió viral. “Mis hijos tienen una gran historia que contar. Este es uno de los momentos que más orgullo me despertaron en toda mi vida”, siguió.

“Aunque el video no tenga buen sonido”, Ashley escribió que “se pueden sentir las emociones” por las que su hijo estaba pasando. Aún así, se pueden escuchar algunas frases de aliento de sus padres y de sus hermanos. El hijo menor le mostraba todos los frascos que fue tomando durante esos años diciéndole: “Mira, mira lo que hiciste. Tomaste todo esto”.

En entrevistas con medios locales, su madre dijo que, ahora que venció al cáncer, Steven ya comenzó a soñar con su futuro. “Él siempre dice que va a trabajar para ser un jugador de baloncesto de la NBA, es un apasionado del baloncesto. A pesar de su tratamiento, fue algo que nunca dejó que el cáncer lo hiciera dejar de hacer. ¡Lo jugó siempre!”, contó emocionada.