Desde que se separó de Benjamín Vicuña, la China Suárez quiso cambiar varios aspectos de su imagen y comenzar el 2020 totalmente renovada. Por ese motivo, cortó su larga cabellera (en dos oportunidades), dejó atrás su rubio platinado que le daba vida a La Polaca en ATAV y ahora, se aumentó lolas.

Así lo informó Ángel de Brito en su cuenta de Twitter. La operación se dio en el más absoluto secreto, en una clínica de Belgrano. En varias oportunidades, la joven actriz se enfrentó con haters que la criticaban por tener los pechos caídos.

Ella, fiel a su estilo, les contestaba que no era algo que la preocupaba y que se debía más que nada, a que amamantó a dos hijas, Rufina –fruto de su amor con Nicolás Cabré– y Magnolia, de su última relación.

Sin embargo, con las niñas grandes, la ex Teen Angels decidió pasar por el quirófano y aumentarse “300 centímetros cúbicos”, tal como reveló el propio conductor de Los Ángeles de la Mañana.