Mario Negri, el diputado cordobés que cumple la función de presidir el interbloque de Juntos por el Cambio en diputados tuvo a su cargo iniciar el cierre del debate por la Ley de Solidaridad Social, aprobada en diputados esta madrugada.

“No creo que nadie vuelva para ser peor pero tengo un temor, que vuelvan pensando que pueden ser lo mismo que el 2015. Eso es imposible”, había comenzado el mediterraneo haciendo clara referencia a la conformación puramente kirchnerista del gobierno de Alberto Fernández.

Mario Negri comenzó haciendo una referencia a Raul Alfonsín quien dijo tenía una obsesión: equilibrar el poder. No tengo dudas de que hubiera tenido diferencias con el gobierno que finalizó, pero si esta noche estuviera acá estaría diciendo que es mal camino concentrar el poder” dijo el diputado remarcando que el proyecto de ley enviado por el ejecutivo le daba plenas facultades para decidir sobre temas que le atañen al Congreso.

Luego agregó, “en el año 2002 se estableció una emergencia que duró 16 años y se la sostuvo incluso creciendo a tasas chinas. La emergencia no era económica, era política, solo se quería acumular poder” aseguró.