Dos homicidios. Muchas dudas. Todo sucedió anoche en la zona sur de la capital.  Un joven de 20 años fue ultimado por otro tras una presunta pelea callejera. Posteriormente, familiares de la víctima terminaron matando a la madre del presunto asesino.

Fuentes judiciales señalaron que a las 20.15, Víctor Omar Castro, de 20 años, domiciliado en el pasaje Rodriguez Peña al 1.200, fue llevado de urgencia al hospital Padilla, donde se confirmó su deceso. Presentaba cinco heridas de arma blanca en el tórax y en el abdomen.

Casi dos horas después, cerca de las 22, Mirta Adriana Pérez, de 49 años, del barrio Ampliación Alejandro Heredia, fue trasladada, ya sin vida, al mismo hospital con una herida de arma de fuego a la altura de la clavícula izquierda. También ingresó presentando disparos en su cuerpo Daniel Rodrigo Romano, de 26 años.

¿Qué pasó?

A partir de diferentes testimonios recolectados y de numerosas averiguaciones por parte de los investigadores, se pudo reconstruir la sangrienta secuencia que tuvo como resultado los lamentables sucesos.

Los pesquisas supieron que todo comenzó a las 20 cuando Castro habría descendido de un interno de la empresa de transporte de pasajeros 141, en avenida Jujuy al 3.800.

En esas circunstancias, de acuerdo a lo que pudieron reconstruir los investigadores, se cruzó con un muchacho apodado “Bollita” de 18 años, quien, supuestamente, habría ascendido al colectivo. Por causas que son materia de estudio, los dos habrían comenzado a discutir.

Luego descendieron de la unidad y la pelea a golpes de puño continuó en plena calle. Todo terminó de la peor manera cuando “Bollita” sacó un arma blanca, asesinó a puntazos a su oponente y huyó. Mientas, vecinos avisaron al 911.

El mortal suceso tuvo consecuencias que derivaron en otro hecho de igual gravedad. Según surgió de las actuaciones en la escena, familiares de la víctima identificaron al homicida y fueron a buscarlo a su casa, en Los Aguirre.

Empuñando armas de fuego ingresaron a la propiedad. El presunto homicida, que momentos antes habría estado allí, pudo escapar. Como no lo encontraron, los allegados de Castro comenzaron a efectuar disparos, hiriendo mortalmente a la madre de “Bollita” y a su amigo Daniel Romano. Luego, se fugaron.

El adolescente, presunto homicida del joven Castro, fue aprehendido posteriormente en inmediaciones de su casa. Respecto a los autores del segundo hecho, fuentes investigativas informaron que se están realizando diferentes medidas para dar con su paradero y llegar al esclarecimiento total del caso.

En ambos hechos tomó intervención el Ministerio Público Fiscal a través de la Fiscalía de Homicidios II, a cargo de Adriana Giannoni.

Desde esa unidad judicial investigativa, el prosecretario Marcelo Sallas junto a un equipo a su cargo, se presentó en la escena para coordinar y avanzar con la pesquisa, para lo cual también la intervención del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) del MPF y de la Policía.