Jimena Barón pasó unos días increíbles en las playas de México junto a su hijo Morrison quien se encargó de ser el fotógrafo de su mamá durante todo ese tiempo.

Uno de los posteos que más risa causó en los seguidores de la actriz fue el que hizo en plena estadía en el hotel cuando le pidió al pequeño Momo que la retratara mientras ella posaba sexy.

¿El resultado? Una serie de fotos movidas por las que la autora de La Tonta tuvo que pedir disculpas al hotel.

“Hijo te lo pido sácame una foto que nos rajan del hotel! Pulsa disparar 12 segundos seguidos y me devuelve una ráfaga rancia de 304 fotos. Esto es lo que más zafaba. Disculpas a todos. Sobre todo al hotel que nos invitó flasheando que yo posaría en culo rodeada de cocos, palmeras y sabrosos langostinos”, escribió la ex de Daniel Osvaldo.

La publicación generó cientos de comentarios de los seguidores de la artista que festejaron las fotos de Morrison.