Hace apenas unas semanas que se confirmó el romance entre María Eugenia Vidal y Enrique “Quique” Sacco, quienes se conocieron en el programa de Mirtha Legrand en una oportunidad que coincidieron como invitados.

Lo cierto es que el noviazgo marcha viento en popa, tanto que la pareja decidió viajar a París para esperar allí el año nuevo. Antes de partir, el periodista –viudo de Débora Pérez Volpin- y la exgobernadora de la provincia de Buenos Aires, se animaron y dieron una nota al ciclo Involucrados.

“Nos vamos de vacaciones, a disfrutar. Queremos tener una vida normal”, comenzaron expresando los tortolitos.

Luego, el comunicador fue consultado sobre cómo “encaró” a Vidal: “Muy simple. La conocí, nos escribimos y nunca pensé en que era la gobernadora porque detrás de la figura pública había una mujer que me interesaba conocer”.

Una de las preguntas más esperadas, era cómo le contaron a sus hijos: ella a María José, Camila y Pedro, que tuvo con el exintendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, y él, a sus hijos del corazón, Luna y Agustín, hijos de Pérez Volpin.

“Fueron los primeros en enterarse y se los dijimos personalmente. No queríamos que se enteraran por la prensa. Yo cené con Luna y Agustín un sábado y esto explotó un lunes”, admitió el periodista deportivo.

Por último, también contaron cómo fue el flechazo en el programa de la diva: “Es una ventaja conocerla como personaje público. La admiraba. Fue natural, ese día se dio el primer encuentro. Lo más importante es lo que vamos construyendo. Se ofreció a estar a disposición para lo que necesitara por el caso de Débora (Pérez Volpin). Y naturalmente empezó la relación”, cerró Sacco.