Este lunes, finalizó El Diario de Mariana (DDM) por la pantalla de El Trece y Mariana Fabbiani se quebró en llanto al repasar los siete años consecutivos al frente del programa.

Varios famosos, compañeros y hasta exintegrantes del ciclo le dedicaron palabras emocionantes a la conductora pero sin lugar a dudas, el saludo que más la sorprendió fue el de su esposo, Mariano Chihade y sus hijos, Matilda y Máximo.

“Me hicieron llorar. Me han bancado todos los días… Es difícil hacer un programa diario. Una quiere estar como mamá en todo, en todo. Y a veces cuesta cuando trabajas todos los días, y cuando tenés la presión del vivo. Ellos (por sus hijos) me han bancado siempre y entendiendo que es lo que yo amo”, expresó con lágrimas en los ojos.

Cabe recordar que el final de DDM fue anunciado meses atrás por la propia Mirtha Legrand sin siquiera que los trabajadores del programa lo supieran. En aquella oportunidad, la diva de los almuerzos dijo en vivo que Adrián Suar le había ofrecido la franja horaria del ciclo de Fabbiani.

La noticia cayó pésimo entre los panelistas de Fabbiani quienes criticaron duramente a la “Chiqui” por lanzar esa información que era un secreto a voces entre los productores que se encontraban definiendo la continuidad del ciclo matutino.