El documental sobre el Fiscal Alberto Nisman continúa causando controversia en las redes. La viva muestra de que la grieta está más abierta que nunca.

Dos bandos, uno cree en el suicidio, el otro en el asesinato. Algunos le ponen jerga política, otros no. Sin dudas el documental de la denuncia del fallecido fiscal contra la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner va a dejar mucha tela para cortar.
Por un lado se hablaba de cómo iba a impactar en la sociedad las palabras del actual presidente Alberto Fernandez y el cambio de su opinión con el paso del tiempo. Por otro se carga con culpa al gobierno que ejerció el cargo entre 2011 y 2015.

Todo esto sumado al poder de las redes que no paran sumar tweets y publicaciones con respecto al estreno de netflix.

Lo que se dice de Nisman en Twitter

 

La producción de Netflix

El trabajo, que busca echar luz sobre uno de los casos más resonantes de los últimos años, cuenta con el testimonio de la fiscal Viviana Fein; el ex secretario de Inteligencia Oscar Parrilli; la ex esposa de Nisman, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, y el ex agente de inteligencia Antonio Jaime” Stiuso, entre otros.

El proyecto llevó cuatro años de elaboración al director y productor Justin Webster, quien se basó en más de mil horas de archivos y grabaciones, al punto de declarar en el Festival de San Sebastián, donde tuvo su premier mundial en septiembre pasado, que se trató del trabajo más difícil de su vida por las ramificaciones del caso.

Webster es responsable de otros documentales como “El fin de ETA” y la serie “Muerte en León”, además de la serie para HBO “El pionero” y “Six Dreams” para Amazon. “El fiscal…” cuenta con seis capítulos de una hora cada uno en un formato clásico de documental con una mezcla de entrevistas con imágenes de archivo.

Nisman apareció muerto en el baño de su departamento, ubicado en la zona porteña de Puerto Madero, el 18 de enero de 2015, luego de denunciar a la entonces presidenta Cristina Kirchner de intento encubrimiento a los sospechosos del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ocurrido en julio de 1994, que dejó un saldo de 85 muertos.

En junio de 2018, la Cámara Federal confirmó que Nisman fue asesinado y vinculó su muerte a su tarea como fiscal y la presentación que realizó contra la ex mandataria y otros funcionarios.