La fiscalía de turno de Mar del Plata inició una investigación de oficio luego de que, en las últimas horas, se difundiera en redes sociales un video en el que se observa a un patovica de un boliche -situado en la zona de Playa Grande- levantar por el aire a un joven y arrojarlo sobre el asfalto, informaron fuentes judiciales.

El ataque comenzó a divulgarse en la noche de ayer, miércoles, a través de un video grabado con un teléfono celular y luego subido a las redes sociales por uno de los jóvenes que acuden durante el fin de semana o en días festivos a esa zona de bares y discotecas de Mar del Plata conocida como La Normandina.

En el video puede escucharse a los presentes incriminar a un grupo de empleados de seguridad de alguno de los locales bailables situados en el complejo ubicado en Playa Grande.

Con esos escasos datos, la fiscal Andrea Gómez y el personal policial de la comisaría novena -con jurisdicción en el lugar- buscan identificar primero al joven herido para conocer su estado de salud y tomarle declaración con el objetivo de llegar al agresor, indicó una fuente judicial.

Asimismo se trata de identificar al hombre que por lo que se ve en el video trabaja en un local nocturno de esa área de la ciudad balnearia.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 1 de enero durante los festejos por el Año Nuevo.

El joven golpeado se llama Javier Arrarás, tiene 21 años y es padre de una nena. A pesar del fuerte impacto contra el piso propinado por el empleado de seguridad, no sufrió ninguna herida cortante en la cabeza.

Ahora está a la espera de los resultados de un chequeo con estudios más profundos para determinar si pudo haber quedado alguna lesión interna.