Luego del tremendo escándalo que se desató en la madrugada del 1 en Punta del Este, rompió el silencio el hombre que fue agredido por Lucía Celasco, la nieta de Susana Giménez.

Marcelo y su esposa, María Gimena Binaghi habían alquilado la casa en el país uruguayo para pasar sus vacaciones. Este miércoles, quisieron sacar el auto, pero debieron pedir ayuda ya que se encontraban imposibilitados por la gran cantidad de vehículos estacionados en el lugar.

Según expresó a Exitoína, “vino una chica totalmente sacada, tres chicas en realidad, gritando, insultando. Me dijo ‘gordo grasa’ y me empezó a pegar. Lo único que hice fue empujarla para que no me siguiera pegando“.

“Me cagó a trompazos, lo único que hice fue así (gesto de cubrirse) para que no me pegara más. Está totalmente drogada este chica. Rompieron el timbre, cagaron a piedrazos la casa”, señaló Marcelo.

Luego, habló de la irrupción de Mercedes Sarrabayrouse, madre de la joven quien también lo insultó: “Cuando vino la madre, que gritaba, le dije: ‘mirá el ejemplo que le estás dando a tu hija’. Estaba fuera de lugar y exaltada. Encima la chica se fue manejando. Pasamos un mal momento, y todavía no entiendo lo que pasó. Al auto de ella ni lo tocamos”.

Consultado sobre si sabía quiénes eran las dos mujeres (hija y nieta de la diva de los teléfonos), el hombre aseguró desconocer. Además, manifestó que no espera ningún tipo de resarcimiento pero que aún así realizó la denuncia correspondiente.

Varios testigos del momento recalcaron la violencia de parte de las involucradas que terminaron destruyendo la vivienda del damnificado, con piedras y elementos contundentes.

Mirá también  Victoria, la hija de Mónica Ayos y Diego Olivera, arrasa en las redes: "morocha, de ojos ámbar"