SANTIAGO DEL ESTERO – Una mujer denunció que su concubino por violencia de género,  la atacó a golpes de puño porque no le gustó la comida que le había preparado en el almuerzo. El acusado ya había estado tras las rejas por denuncias anteriores. La Fiscalía solicitó una orden de detención en su contra y hasta anoche era intensamente buscado.

Fuentes judiciales informaron que durante la tarde del viernes, una mujer de 31 años, empleada de una empresa de seguridad, se presentó en la Comisaría Primera del Menor y la Mujer para radicar una denuncia.

Angustiada, relató que quería denunciar a su concubino, un joven de 26 años apodado “Chacho”, el cual trabajaría en una verdulería y una rotisería.

La damnificada indicó que tiene cuatro hijos con el denunciado de entre 3 y 7 años y que residen en una vivienda del barrio La Católica.

Violento

En cuanto al hecho de violencia, precisó que el viernes alrededor de las 14, ella se encontraba con sus hijos en la casa, cuando arribó su pareja del trabajo ofuscado y preguntó qué había para comer.

Ella le sirvió un plato de carne asada con puré, según la denuncia, y un poco de pescado.

El acusado habría reaccionado de forma violenta, arrojando la comida al suelo, y vociferando que no comería eso porque no tenía gusto.

Antes que la mujer pudiera decirle algo, “Chacho” le habría propinado un golpe de puño en el abdomen, otro en la zona intercostal y un tercero en la cabeza, para luego darle un golpe a mano abierta en el rostro a la altura de su ojo derecho.

Temor

La damnificada se habría repuesto y se puso a cocinar otra comida, mientras el acusado habría salido a la vereda y se puso a fumar marihuana, según manifestó la denunciante.

Posteriormente, la mujer aguardó que su concubino se durmiera, para trasladar a sus hijos hasta la casa de una prima del agresor, y luego ella se dirigió a la Comisaría 6º.

Sin embargo, cuando se encontraba en la dependencia policial, se presentó la joven que había quedado cuidando a sus hijos, para avisarle que el agresor se había presentado en su casa y retiró a los menores.

La denunciante reveló que no era la primera vez que la agredía físicamente y que ya estuvo detenido años atrás por otros hechos de violencia de género.

El hecho fue informado al fiscal de turno, Dr. Diego Cortés, el cual interiorizado de los pormenores y con el informe médico que constataba las lesiones, solicitó una orden de allanamiento y detención en contra del agresor.

La medida fue librada por la jueza de Género, Dra. Cecilia Laportilla, por lo que la Policía inició la búsqueda del acusado, pero hasta anoche no había podido ser localizado.