Cinthia Fernández regresó a Los Ángeles de la Mañana este martes, luego de que su desesperado pedido de ayuda para recuperar sus ahorros en dólares, tuviera resultado positivo en las redes sociales.

Un poco más calmada, la bailarina se hizo presente en el ciclo de El Trece donde pensó renunciar luego de sentirse desbordada. La llegada de la exparticipante del Bailando supuso un fuerte pase de factura tanto a Ángel de Brito como a sus compañeras.

En la edición del lunes, el conductor se quejó de la actitud de su “angelita” y le dio un ultimátum: “Cuando la producción se comunica con ella, dice que no va a a venir más. Acá tenemos su silla. Dice que quiere renunciar. Evidentemente está sobrepasada, siente que es el fin del mundo que Martín Baclini la haya dejado. Hasta mañana le guardamos la silla, después no sé”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

¡Tremendo! Volvió @cinthia_fernandez_ y se enfrentó a @antaboada y @karinaiavicoli ???? #LAM @eltrecetv

Una publicación compartida por Los ángeles de la mañana (@losangeles_ok) el

Hoy fue la oportunidad de que Cinthia se descargara y así lo hizo: “Me pareció innecesario que digas lo de la silla. De afuera lo sentí como que me hice la canchera y dije ‘no voy a trabajar’, como si yo tuviera un problema con el programa y era un problema con la vida”.

Asimismo, reveló que le molestó ciertos dichos de sus compañeras: “Yo a veces siento que se cagan un poco de risa de mi. Ella (Krina Iavícoli) fue re irónica. Dijo que fue re infantil el pedido que hice (para que me devuelvan la plata). La ironía está y no soy tonta”, cerró contundente.