La tensión en Oriente Medio, generada luego de la muerte del General Soleimani en un ataque aéreo de los Estados Unidos, esta en plena escalada debido a la respuesta iraní con un ataque con misiles balísticos a bases norteamericanas en Irak.

Esta situación provocó reacciones de diversa índole en las grandes potencias mundiales y países de la región.

Desde China anunciaron la suspensión de sus vuelos comerciales sobre el espacio aéreo de la zona de Medio Oriente y el Golfo Persico. Este anuncio se da luego de que Singapur Airlines anunciara el desvío de sus vuelos a espacio aéreo remoto.

El día martes la administración de Donald Trump anunció que los vuelos de aerolíneas norteamericanas no volarán sobre espacio aereo de la zona del Golfo Pérsico y el Golfo de Omán.

Esta decisión se vio apresurada luego de que un avión de Ukrainian Airlines se estrellara en la madrugada con 180 pasajeros a bordo a poco de despegar y sobre espacio aéreo iraní.