El cuerpo de un nene de unos 10 años fue encontrado este miércoles en el tren de aterrizaje de un avión de Air France proveniente de Abiyán, en Costa de Marfil, que aterrizó en la capital francesa.

El avión, un Boeing 777, despegó de Abiyán, capital económica de Costa de Marfil, el martes por la noche y aterrizó en París poco después de las 5.

La compañía aérea confirmó en un comunicado la muerte de un “pasajero clandestino” y deploró una “tragedia humana” pero no dio detalles de la edad de la víctima.

“Más allá de la tragedia humana, esto indica una gran falla de seguridad en el aeropuerto de Abidján”, dijo a la AFP una fuente de seguridad marfileña, que se preguntaba cómo un nene pudo acceder a un avión y si contó con el apoyo de cómplices.

En los últimos años, varias personas, incluidos adolescentes, fueron encontrados congeladas o aplastados en trenes de aterrizaje de aviones. Es que a la altitud a la que vuelan los aviones las temperaturas descienden a -50°C entre 9.000 y 10.000 metros.