Ivana Nadal pasó unos días increíbles en las playas de Tulum, México junto a su novio y desde allí compartió, con sus más de dos millones de seguidores, hermosas postales de paisajes.

También aprovechaba para sacar a lucir su lado más sexy y publicó fotos de su increíble figura en distintos modelos de trajes de baño. Pero, como todo lo bueno se termina, la morocha regresó a la Argentina para incorporarse como panelista a Bendita TV.

A poco de arribar a nuestro país, la conductora comenzó a ponerse al día con las revistas y diarios. Grande fue su sorpresa, cuando en una de ellas, observó una breve nota que los periodistas hicieron de ella.

¿Qué decía? Al parecer, hacían un repaso de “los 7 pecados capitales” dejando como ejemplo a alguna figura pública. En este caso y nombrando a la GULA, la revista eligió a Ivana.

“De vacaciones en Tulum, México, la modelo se comió un generoso plato de spaguetti y dos rodajas de pan casero…¡que mojó en la salsita! Bien ahí: un permitido nunca está de más!”, reza el artículo en cuestión.

De inmediato, Nadal salió al cruce y le contestó con dos publicaciones que subió a sus historias de Instagram. En la primera, manifestó: “Dan un mensaje equivocado, no es gula ni es un permitido. Es comer bien, de todo, en equilibrio. Comí la mitad del plato, y no toqué el pan. Porque hago dieta? No, porque ya me había llenado con lo que había comido, dejando de lado la gula y la ansiedad. Si van a hacer una noticia de una instagram story, véanlas todas”.

Luego, no conforme, realizó otro descargo: “Me chupa bastante un huevo lo que digan de mí en las revistas o portales cuando no van a la fuente o inventan. Pero me duele que desinformen con algo así, porque es lo opuesto al mensaje que siempre quiero darles. Espero me lean más por acá y no por las revistas. Chau, los amo”.