Esta noche inicia el Festival de Doma y Foclore de Jesús María, en Córdoba. En esta edición, se realizaron algunos cambios en lo que respecta a la variedad de artistas y géneros.

Un ejemplo claro es la presencia de Paulo Londra, el cantante de trap que se subirá al escenario anfiteatro José Hernández, el lunes 20. El artista arrasó con la venta de entradas para el espectáculo y ya vendió 10.000 localidades.

Pero, no todo lo que brilla es oro. El músico sacó sus aires de divo y le hizo un largo pedido de exigencias a la organización del festival. Entre los más destacados, sobresalen: no dar entrevistas, no aceptará sacarse fotos, grabar videos o firmar autógrafos.

Además, pidió no tener ningún tipo de contacto con sus fanáticos, ni por supuesto, con la prensa. Por otro lado, solicitó que el espectáculo no sea grabado o transmitido por streaming o por cualquier medio de comunicación.

Finalmente, entre las exigencias conocidas, se encuentra la que pide que los fotógrafos acreditados sólo puedan acceder a registrar el show, durante las primeras tres canciones.