Ocurrió en la Plaza Moreno, donde el miércoles un trapito apuñaló a otro en el marco de una pelea.

Las imágenes causan conmoción, porque no solo lo apuñaló, sino que lo hizo una y otra vez con violencia ante la mirada atónita de los transeúntes.

A pesar de los gritos, el agresor se ensañó con la víctima y no paró de apuñalarlo en varias oportunidades.

Increíblemente el agredido fue dado de alta el mismo día tras haber sido trasladado de urgencia al Hospital San Martín y constatarse que no tenía lesiones graves.

El agresor fue detenido a las pocas cuadras y finalmente quedó a disposición de la UFI N°8.