En la localidad de Andresito, provincia de Misiones es donde el brote de dengue que afecta a la provincia se siente con mayor intensidad, con casi 100 mil hectáreas de superficie y con cerca de 30 mil habitantes, Andresito, es una de las más afectadas.

El intendente municipal Bruno Roberto Beck, señaló al diario El Territorio que “estamos preocupados y a la vez ocupados en paliar esta situación que nos afecta. Se constituyó un comité de crisis con la participación de Salud Pública de Nación y Provincia, todas las instituciones entre ellos bomberos, Policía y lo más importante, la convocatoria a tomar conciencia y ser solidario con el otro de parte de la población”, dijo el jefe comunal.

Beck aseguró que “en no pocos casos, hay sectores felizmente minoritarios de la localidad, que toman esta situación con total ligereza creyendo que no contraerá la enfermedad. Es más hubo situaciones donde tuvimos que acceder a los patios y baldíos con la fuerza pública y el juez, para el descacharrizado y/o el bloqueo focal”, se quejó el intendente.

Pero además apuntó que “otros, inmediatamente de contraer el dengue, se dirigen a medicarse al Brasil y no denuncian en Salud Pública, por ende no se hace el tratamiento focal, expandiéndose el brote. Nuestra tarea central en esta hora”, concluyó Beck, que se esperanzó en “llegar a la conciencia de cada uno de los habitantes de Andresito, de que esto vino para quedarse, y si no nos ponemos codo a codo no lograremos atenuar la situación, y menos erradicar la enfermedad”.