Tal como desde octubre pasado resolvió adelantar las vacaciones a todos sus empleados, ahora la fábrica de Bagley ubicada en Córdoba capital podría reducir visiblemente su producción durante dos semanas.

Bajo el argumento de contar con sobre-stock ante la visible baja en ventas, Bagley que es propiedad de Arcor, ahora vuelve a apuntar a una reducción en la producción, según reporta Cba24n.

Por eso, desde la gerencia se propuso a sus centenares de trabajadores una suspensión masiva durante quince días, además del adelanto de vacaciones a sus rangos medios.

Mientras se analiza la situación, no se descarta la posibilidad a corto plazo, del recorte de personal.