En las últimas semanas, el Instagram de Calu Rivero se llenó de fotografías inusuales a las acostumbradas por todos sus fanáticos. La actriz viajó a Punta del Este donde experimentó un encuentro sensorial con otras personas.

Hombres y mujeres se unieron para vivir una experiencia distinta a la conocida, rodeados de naturaleza y mucha paz. Sin embargo, muchos cibernautas compararon esta actividad con una secta y comenzaron a preocuparse por la DJ.


Tanta fue la repercusión de esta nueva vida de “Dignity” -como se hace llamar desde ahora- que tuvo que romper el silencio. A través de su red social, donde tiene un millón de seguidores, publicó un contundente mensaje.

“Dejé que mi mente sueñe como me gustaría vivir con lo que me tocó vivir. También reconocí que vos soñas con lo que te tocó y toca vivir. Entiendo clarito que mi manera de soñar no es la única manera de vivir. Tu sueño es distinto al mio”, comienza el texto.

Y cierra con: “Yo no quiero ofender tu manera de soñar, como tampoco quiero que ofendas mi manera de soñar. Las creencias son sueños y todos quieren tener razón con su sueño.
Yo entiendo tu sueño, te comprendo. Vos porque me agredis ? Por que no te animas a ver mi sueño? Todos los que me entienden y los que no me entienden me ayudan a soñar.
Gracias, Dignity”.