Un aberrante hecho salió a la luz en las últimas horas, y tiene como protagonista a Federico Álvarez Castillo, creador de Etiqueta Negra y otras marcas.

El empresario quedó en el ojo de la tormenta, luego de grabar un video del momento en que un helicóptero arroja un chancho a su pileta en José Ignacio, Punta del Este.

Desde ese que el video se viralizó, varios famosos salieron a repudiar el gravísimo hecho y responsabilizaron al marido de la modelo Lara Bernasconi, de semejante crueldad animal.

Sin embargo, Álvarez Castillo salió a desprenderse de cualquier responsabilidad y en las últimas horas, trascendió la exposición que hizo en sede policial.

En un primer momento, expresó: “Quiero aclarar que al momento del hecho nos encontrábamos dentro del hogar cuando sentimos un fuerte ruido en el jardín; al salir percibimos el acto aberrante que nos llevó a un gran desconcierto por una broma de muy mal gusto”.

Luego, en la Policía, sus palabras fueron algo diferente a sus declaraciones públicas: “Era un cordero carneado que alguien -que desconozco quién es- tiró desde un helicóptero y cayó en la piscina. Me pareció raro que el helicóptero volara despacio y, como estaba relativamente cerca, a unos 50 o 100 metros de altura, yo lo filmé cuando tiraban el cordero. No tuve aviso, como dije, estaba ahí afuera y lo filmé porque me llamó la atención esta situación”.