Un adolescente de 14 años provocó un accidente en la localidad mendocina de Guaymallén cuando condujo una camioneta varias cuadras de contramano y finalmente chocó contra una moto y un móvil policial, informaron este jueves fuentes policiales.

El incidente ocurrió cerca de las 9 del pasado miércoles, cuando un hombre llamó a la línea de emergencia 911 para alertar a la policía sobre la circulación peligrosa por parte de un vehículo, Renault Koleos, por las calles de Guaymallén, a unos diez kilómetros de la capital provincial.

“Nos dieron aviso del 911 de una conducción peligrosa de una camioneta blanca y fue observada en calle Aristóbulo del Valle y Costanera por parte de personal policial en moto, por lo que comenzó una persecución”, relató el comisario Miguel Maldonado en declaraciones radiales.

Y, agregó que “la persecución se extendió por algunas cuadras en contramano hasta las calles Aristóbulo del Valle y Mitre, momento en que colisionó contra otra moto y un móvil policial”.

En ese momento, los policías procedieron la detención del conductor y descubrieron que se trataba de un menor de edad.

Como consecuencia del choque al menos dos efectivos policiales fueron trasladados hasta una clínica de la zona donde fueron atendidos por lesiones leves, contaron las fuentes.

En un principio, el menor de edad afirmó que su madre “estaba muerta” y mintió respecto a su verdadero nombre.

En tanto que después fue trasladado hasta la Comisaria 25 donde quedó a disposición de la Justicia que convocó a los padres para que explicaran los motivos por los cuales el menor de edad tomó las llaves del vehículo y salió a la calle.

La investigación del caso quedó a cargo de la Oficina Fiscal 8, de la ciudad mendocina de Guaymallén.