El nombre de Lía Crucet volvió a resonar en los portales de espectáculos luego de que su nieta, Malena González denunciara públicamente a un ex Soñando por Bailar, de haberla acosado.

Cuando le preguntaron sí su abuela estaba al tanto de la situación, la joven negó haberle contado, puesto que se encontraba atravesando un problema de salud y no querían preocuparla.

Más tarde, fue la propia madre de Malena -e hija de Lía- quien reveló que el trastorno que padece, es esquizofrenia.

“Desde que yo tengo 14 años muchas veces fue tapado por cosas que prefiero no revelar. Medicada se lleva bien, si se la cuida. En los últimos tiempos ha empeorado. No tenemos ganas de hablar de la enfermedad de mi mamá, ella no está en condiciones de hablar porque tiene un delirio crónico. No podemos involucrarla mucho, no está en condiciones”, manifestó Karina.

Horas después y tras el revuelo mediático, fue la propia artista quien dio explicaciones a través de un video que le envió a Lío Pecoraro. En las imágenes, se puede ver a la cantante de cumbia muy desmejorada, casi irreconocible.

“Quiero dejar tranquilo a todo el público, No tengo absolutamente nada de lo que dicen, tomo esta medicación que es para la bipolaridad, que lo tiene cualquier persona. He trabajado con todos los artistas en veinte años de carrera y he ganado cualquier cantidad de discos de oro y de platino. Les voy a traer el certificado médico la semana que viene”.