El joven Pedro Gramajo de 31 años desaparecido era intensamente buscado por sus familiares.
Las distintas divisiones de la Policía de Tucumán llevaron diversos operativos para tratar de dar con el paradero. Un entrecruzamiento de datos posibilitó saber qur la persona buscada por sus familiares era la misma que se encuentra imputado por robo en una concesionaria de automóviles, echo que ocurrió el dia Sábado durante la madrugada.
.Los investigadores llegaron a esa certeza por cruzar informes entre las divisiones policiales.
De acuerdo a los informes que este medio pudo conocer, cuándo  detuvieron al sujeto  tras el robo en Piazza mintió los datos filiatorios personales.
Se pudo conocer fehacientemente su verdadero nombre cuándo llegó  la ficha dastiloscopica de antecedentes. Recién ahí se pudo corroborar de quién se trataba. Así que el joven no estaba desaparecido si no preso por ladrón.