sabido que Mica Viciconte no es ni tan competitiva, ni tan confrontativa, ni tan “mala onda” como el personaje que la hizo conocida; pero, qué bien que lo representa. Esta vez, a la mediática le tocó enfrentar en El muro infernal a su novio, Fabián “Poroto” Cubero y (cada uno con su estilo) se sacaron chispas.

Con Marley de mediador, la pareja protagonizó un picante ida y vuelta durante todo el programa. Mica, como ya era su costumbre en Combate, chicaneando a los rivales, al “juez” que representa en off Osvaldo Principi y hasta a Marley. Pero siempre volviendo a colocar la mira contra Poroto, que le devolvió todo lo que pudo.

Sabiendo hasta dónde jugar, pero sin problema con pegar abajo del cinturón, Viciconte de arranque fue contra el talón de Aquiles más famoso de su pareja. Luego de que Cubero la mandara al frente: “Antes de empezar ya vio las figuras que vienen”. Ante otra crítica ella le contestó: “Yo no me estoy quejando de tu voz, así que a mí dejáme hablar como yo quiera”.

Promediando la noche, como parte de la participación humorística del actor y youtuber Kevsho, aparecieron globos inflados con helio, para que los participantes aspiraran e intentaran hablar.

Contra todo pronóstico, luego de probar por primera vez y de que la locutora Calu Bonfante aventurara “solo los perros lo van a poder escuchar”, Fabián empezó a hablar con la voz más gruesa que de costumbre. “Es Cacho Fontana”, gritó Principi. Luego fue el turno de Mica Viciconte y de Marley. “Increíble. Todos somos Cubero”, cerró Osvaldo el momento más divertido de una noche, que terminó con el triunfo de la rubia y un beso de la pareja.