La Argentina es un país que no para de sorprender a propios y extraños, la actitud de sus ciudadanos no deja de sorprender, su pueblo puede ser extremadamente solidario y capaz de formar las mas grandes cadenas de ayuda o comportarse como un aprovechado sin el mas mínimo de los escrúpulos, alguien diría que es igual que en todos lados, pero el argentino siempre le encuentra una vuelta mas.

En las redes sociales se viralizó en las ultimas horas un posteo que relata la situación de una persona que olvidó el celular en un taxi de la Ciudad de Buenos Aires. Al percatarse de su olvido se comunico a su celular al cual respondió el conductor del taxi que había tomado y se había bajado minutos antes.

Luego de “acordar” una supuesta entrega el “tachero” decidió que era mejor pedir algún tipo de “recompensa” por la devolución del teléfono y envió mensajes de texto a la hija del dueño del móvil, explicando que la situación había cambiado y que si quería su celular de vuelta debería abonar un dinero.

“Rocio mira decile a tu papa que la situación es la siguiente, perdió el tel si tiene que salir a comprar uno nuevo mínimo se gasta 10 mil y si tiene que volver a comprar este mínimo sale arriba de 20 mil…” le explicaba el taxista que por lo visto estaba al tanto de los precios del mercado, un “avispado” el tachero.

“Yo estuve averiguando y haci como esta me dan 4 mil pesos…Yo por 5 mil se lo devuelvo que me confirme por si o por no rápido porque lo llevo a donde me dan los 4 mil”

Dos minutos mas tarde como para poner un poco de presión a la negociación escribió “Rápido que lo apago y no lo ven mas” y re confirma “En 5 minutos lo apago”

La desagradable actitud no obtuvo respuesta y 4 minutos mas tarde dio una nueva oportunidad de pago y escribió “si o no??” y dos minutos después “No me van a responder nada??” hay que reconocer el que el trabajador del volante tenia la buena predisposición de mantener su “oferta” un buen tiempo.

Por el momento lo ultimo que se supo es que el dueño del teléfono decidió no ceder a la extorsión del taxista quien tampoco se volvió a comunicar para pedir su rescate.

taxista