Un hombre de 51 años fue asesinado y decapitado este domingo en la ciudad neuquina de Zapala y por el crimen detuvieron a dos de sus hijos. Según relataron familiares de los imputados, el móvil del ataque fueron los reiterados maltratos a los que la víctima sometía a su esposa e hijos.

El terrible hecho se produjo este domingo por la mañana en el barrio Zona II de Zapala. Orlando Jara (51) se encontraba junto a sus hijos de 21 y 27 años y tras una fuerte discusión salió a la calle a los gritos. Allí fue atacado a puñaladas y golpes con un hierro por los dos jóvenes.

Según publicó el medio local La Mañana de Neuquén, el mayor de los hermanos “decapitó a su padre, colocó la cabeza sobre su tórax, se sacó una selfie y se la envió a un amigo”.

Tras el crimen, los dos hermanos quedaron detenidos y esta mañana fueron sometidos a una audiencia de formulación de cargos en los tribunales de Zapala. La fiscal jefa Sandra González Taboada y el fiscal de la causa Marcelo Jofré acusaron a los dos sospechosos coautores del delito de “homicidio agravado por el vínculo” y pidieron que queden detenidos con prisión preventiva por considerar que existe el riesgo de que entorpezcan la investigación.

En ese sentido, la fiscal remarcó que “hay testigos que han manifestado su temor” a los acusados y que, incluso, algunos de ellos tienen custodia policial desde ayer. Además, uno de los vecinos también manifestó que fue intimidado por uno de los imputados con un cuchillo.