SALUD

La OMS declara la emergencia sanitaria internacional por el brote de coronavirus en China

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido que el brote provocado por la nueva cepa de coronavirus en China, con epicentro en la ciudad de Wuhan, constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha tomado la decisión tras reunirse por tercera vez en una semana con el Comité de emergencia, formado por varios expertos en control de enfermedades epidémicas. “Debemos actuar juntos”, ha dicho el responsable del organismo en una rueda de prensa en Ginebra. “Esta declaración no es un voto de desconfianza en China, al contrario, debemos seguir confiando en su capacidad” para controlar el brote”, ha agregado.

La semana pasada, tras dos reuniones consecutivas, Tedros decidió no declarar la emergencia después de que un comité dividido concluyera que aún era “demasiado pronto” para emitir tal declaración. En aquel momento, era “una emergencia en China”, dijo entonces el responsable del organismo, y los casos diagnosticados en el extranjero procedían de este foco.

Este miércoles, el director general de la OMS decidió convocar de nuevo a los expertos para volver a evaluar la situación después de que se confirmara la transmisión de persona a persona en tres países fuera de China, “lo que representa un riesgo potencial de que se extienda más a nivel global”, explica Naciones Unidas.

Durante esta semana, los casos en el extranjero han ido aumentando y varios países han tomado medidas, como evacuar a sus ciudadanos de Wuhan. No obstante, tras volver de una visita a China, Tedros ha aplaudido la forma en la que el gigante asiático está gestionando la respuesta al brote, que calificó de “monumental” en su perfil de Twitter. En la rueda de prensa en Ginebra, ha vuelto a hacerlo. “Muestro mi absoluto respeto y agradecimiento a los miles de trabajadores que trabajan 24/7 contra el virus en China”, ha dicho.

¿Qué es una emergencia internacional de salud pública?

A grandes rasgos, tal declaración persigue intensificar las medidas de prevención y coordinación de las autoridades sanitarias en todo el mundo. Para declarar la emergencia internacional, la OMS exige tres criterios: que se trate de un evento extraordinario, que constituya un riesgo para la salud pública de otros países a través de la propagación internacional y que puede requerir una respuesta internacional coordinada.

Una vez que declarada la emergencia, el siguiente paso es que el Director General de la Organización Mundial de la Salud emita recomendaciones temporales, que son consejos no vinculantes, para su aplicación de forma limitada y específica para cada riesgo. Estos pueden revisarse o prorrogarse por un máximo de tres meses.

Desde la OMS explican a eldiario.es que entre los tipos de recomendaciones temporales a los países figuran las medidas sanitarias que ha de aplicar el país afectado por esta emergencia, o bien otros Estados, para prevenir o reducir la propagación internacional de la enfermedad. Los países que apliquen medidas sanitarias adicionales que vayan más allá de las recomendadas por la OMS tienen obligación de explicar los motivos al organismo internacional para que este los examine. “Se pedirá a los países que justifiquen desde el punto de vista de la salud pública toda medida de viaje o comercio que no tenga una base científica, como la denegación de entrada a las zonas afectadas a los casos sospechosos o a las personas no afectadas”, señalan fuentes del organismo.

Las recomendaciones temporales, indican, también pueden incluir consejos para acelerar las investigaciones con el fin de comprender mejor el fenómeno. Este tipo de emergencias, señalan desde la OMS, no es un mecanismo de recaudación de fondos, “pero algunos donantes podrían considerar la declaración como un desencadenante para liberar fondos para la respuesta en el país afectado”.

La última declaración de emergencia internacional de la OMS fue en 2019, esta vez por el brote de ébola que azota a la República Democrática del Congo y ha causado más de 2.200 muertos. Antes, el organismo había declarado este tipo de emergencia en otras cuatro ocasiones: ante el brote de gripe H1N1 (2009), el de polio en 2014 y el de virus zika en 2016, así como la epidemia de ébola en África Occidental de 2014.

8.100 casos y 170 muertes en China

El brote de neumonía causado por una nueva cepa de coronavirus, llamada 2019-nCoV -la OMS ha recomendado llamarla ‘enfermedad respiratoria aguda 2019-nCoV’-, se ha cobrado la vida de al menos 170 personas en China. Todas han fallecido en Hubei, provincia centroriental del país considerada el epicentro de la enfermedad. Desde el inicio de la propagación en diciembre hasta la actualidad se han confirmado cerca de 8.100 casos de contagio en territorio chino.

Fuera de China, se han registrado casos -la OMS en su último informe los cifra en 82- de pacientes infectados en varios países como Tailandia, India, Corea del Sur, Japón, Camboya, Malasia, Singapur, Estados Unidos, Canadá, Sri Lanka o Australia. En Europa, de momento se han detectado casos de contagio en Alemania, Finlanda y Francia. La inmensa mayoría son personas que habían visitado recientemente China, pero varios países más allá de China han registrado casos de transmisión local de coronavirus, como EEUU, Japón, Alemania y Vietnam.

Los coronavirus son una gran familia de virus, algunos de los cuales pueden causar enfermedades humanas que van desde el resfriado común hasta el síndrome respiratorio agudo severo. Lleva ese nombre por los picos que sobresalen del patógeno, a modo de corona, que pueden observarse al microscopio. La cepa que ha brotado en China no se había identificado previamente en humanos y siguen desconociéndose detalles sobre el alcance de su transmisión o gravedad. A pesar de que como el resto de coronavirus tiene origen animal, cuya fuente se desconoce de momento, se ha confirmado la transmisión de persona a persona.

Lo que sí se sabe es que el virus puede desarrollar una enfermedad grave, aunque para la gran mayoría solo ha causado síntomas leves. El virus causa neumonía. Las personas que han enfermado sufren de tos, fiebre y dificultades respiratorias.  En casos graves puede haber insuficiencia orgánica.

Tags
Back to top button
Close