Google

Google ha confirmado que algunos de los usuarios del servicio Takeout de Fotos han sido víctimas de un problema de privacidad: parte del contenido que descarga el servicio para crear copias de seguridad ha sido involuntariamente compartido en las cuentas de completos desconocidos.

El problema técnico tuvo lugar entre el 21 y el 25 de noviembre de 2019. Google ha alertado vía email a los usuarios potencialmente afectados según reportó Jon Oberheide en su cuenta de Twitter y recogieron varios portales de información.

«Por desgracia, durante este tiempo, algunos vídeos de Google Fotos se enviaron erróneamente a archivos de usuarios no relacionados. Uno o más vídeos de tu cuenta de Google Fotos se han visto afectados por este problema», podemos leer en el email que la empresa envió a los potenciales usuarios afectados.

Además alerta de que las copias de seguridad descargadas durante ese tiempo podrían estar incompletas. Aconseja a estos usuarios que revisen sus copias para confirmar que no les falta ningún archivo.

Aunque solo a un 0.01% de los usuarios de Fotos estuvieron afectados, según la propia Google, no deja de ser alarmante lo mucho que ha tardado la compañía en avisar sobre este problema.

 

Mirá también  WhatsApp ahora tiene más de 2 mil millones de usuarios