Este miércoles, Joaquín Sabina se accidentó mientras brindaba un show en Madrid. El cantante cayó del escenario y sufrió un fuerte golpe, por lo que tuvieron que retirarlo en camilla del lugar.

El artista, que ofrecía el concierto junto a su amigo Joan Manuel Serrat, se encontraba en el emblemático recinto WiZink Center cuando, al parecer, perdió el equilibrio deslumbrado por un foco.

La caída fue aproximadamente desde una altura de un metro y ochenta. Rápidamente, fue socorrido por los asistentes que lo trasladaron a la enfermería de la sala. Según trascendió, Sabina no perdió el conocimiento en ningún momento.

Luego de unos minutos, el cantautor regresó al escenario en silla de ruedas y anunció al público que el concierto se suspendía, porque debía ser trasladado al hospital: “Tengo un golpe muy fuerte en el hombre que me duele mucho y hace que tengamos que suspender con todo el dolor”.

Finalmente, el cantante de “Y nos dieron las diez” fue retirado en camilla y ovacionado por el público que entendió la situación y le dio fuerzas a su ídolo mientras salía del recinto acompañado de sus asistentes.

Un episodio similar ocurrió en marzo de 2019 en el teatro Mercedes Sosa, de Tucumán. En este caso, la víctima resultó ser Sergio Denis quien cayó a una fosa mientras entonaba el hit “Te llamo para despedirme”.

Como consecuencia, el compositor sufrió traumatismos de cráneo y distintas lesiones en su cuerpo, por lo que aún continúa internado en una clínica del barrio de Belgrano.