Caso Lucía

A casi un año de que “Lucía” se convierta en noticia porque haber sido violada y haber quedado embarazada de su “abuelastro” de 65 años, la niña tucumana de 11 años volverá a los titulares ya que su abusador será protagonista de un juicio abreviado.

Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo“. Con esa frase Lucía explicaba la terrible vida que padeció y que, como triste corolario, siguió sufriendo para que ese pedido se hiciera realidad.

Todo se desarrolló en Tucumán, tanto la violación, como el impedimento a que pudiera someterse a una “Interrupción Legal del Embarazo”, la cesárea (porque ya cursaba 21 semanas de gestación) y ahora el juicio abreviado.

Pese a que la ley la amparaba para que su pedido se pudiera concretar, la intervención solo se realizó luego de que se expidiera el oficio judicial. Luego se sucedieron “objeciones de conciencia” de todos los médicos del Hospital del Este Eva Perón y finalizó en la convocatoria a otros dos especialista que realizaron la intervención, ya que la vida de Lucía corría serio riesgo.

Por lo avanzado del embarazo, decidieron realizarle una cesáreaLa niña, producto de la violación, pesó solo 600 gramos al nacer. La nombraron Faustina y hasta advirtieron que existían muchas personas con intención de adoptarla, pero murió a los 10 días.

Ahora, es el turno de que el abusador se enfrente a la Justicia en una audiencia convocada por la Sala V, de debate oral penal, a cargo de la jueza María Balcazar.

El juicio abreviado por el delito de abuso sexual agravado contra Lucía comenzará a las 9 de la mañana y, según le confiaron a A24.com fuertes cercanas a la familia de la pequeña, “pedirán la pena máxima para este tipo de delito”

Mirá también  Temblor en Tucumán: solo se sintió en Santa Ana y Los Sarmiento, hubo temor en la población

En ese sentido, desde Andhes (Abogados y abogadas del Noroeste argentino en derechos humanos y estudios sociales) y Cladem (Comité de América Latina y El Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer) le solicitaron “a la Sala la protección de la identidad de la madre de Lucía a los fines de evitar la revictimización y estigmatización de la niña“, un pedido que además hicieron extensivo a la prensa.

“El caso Lucía visibilizó los obstáculos y las violencias institucionales que enfrentan las niñas y las adolescentes embarazadas productos de violencia sexual para acceder a la interrupción legal del embarazo en Tucumán”, afirmaron desde las organizaciones en un comunicado.

En tanto, solicitaron “que el Estado profundice políticas públicas que busquen la prevención del abuso sexual en la niñez y la implementación de educación sexual integral en todos los niveles educativos tanto públicos como privados”

Mientras que al referirse a la Justicia pidieron que se “investiguen las responsabilidades estatales de quienes buscaron a forzar a la niña a continuar con su embarazo y a los sectores antiderecho que divulgaron la historia clínica de Lucía, violando así su privacidad y derecho a la intimidad”.

Y además exigieron que se cierre de la causa contra José Gijena y Cecilia Ousset, los médicos que finalmente realizaron la intervención, los cuales están “denunciados por homicidio”.