SARS-CoV-2 es el virus responsable de la enfermedad conocida como COVID-19, que hasta el momento ha cobrado la vida de 1,300 personas e infectado a docenas de miles más. Sabemos de los estragos que ha causado tanto en la provincia china de Hubei, donde está localizado el foco de la enfermedad, como en el resto del mundo. Y ahora también podemos ver cuál es el aspecto de este virus.

El jueves 13 de febrero, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID) dio a conocer nuevas imágenes del coronavirus.

La división Rocky Mountain Laboratories del NIAID en Montana utilizó equipo especializado, microscopios de escaneo y transmisión de electrones, para captar estas tomas de cerca que han sido coloreadas de forma digital.

La muestra del virus que se usó para tomar las imágenes fue aislada de un paciente en Estados Unidos.

El virus COVID-19 se ve muy similar a las imágenes de otros coronavirus como MERS y SARS. “Eso no nos sorprende: las espinas que se encuentran en la superficie de los coronavirus son lo que le da a esta familia de virus su nombre… la mayoría de los coronavirus tienen esta apariencia de corona”, dijo la NIAID.

La Organización Mundial de la Salud declaró el brote de coronavirus como una emergencia de envergadura internacional a finales de enero.