En las próximas horas, el abogado Fernando Burlando dará a conocer la identidad del rugbier número 11, quien habría participado en la muerte de Fernando Báez Sosa, asesinado a golpes el 18 de enero pasado a la salida de un boliche en Villa Gesell.

Al mismo respecto, el abogado adelantó que pedirá que vuelvan a ser detenidos Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, dos de los diez acusados del asesinato y a los que luego se les dictó la falta de mérito.

“Vamos a apuntar al número 11, a pesar de que la fiscalía lo ha negado. Ya tenemos identificado al masculino, vamos a aportar claramente la imagen que surge de lo que tiene la fiscal“, afirmó el abogado.

Por lo que pudo saber Tribuna de Periodistas, se trataría del hijo del intendente de Zárate, Osvaldo Raúl Cáffaro, Luciano. Más conocido como “Pipo”.

El joven aparecería en las filmaciones que se darán a conocer este lunes y que ya están en poder de la Justicia.

La imagen del muchacho ya trascendió en las redes sociales, pero los medios no se animan a mencionarlo por temor al poder de su padre, el mandatario de Zárate.