“Che negro, ¿cómo estás? No te parece bastante irse de viaje casi 1 mes”, estas palabras parecen ser de dos amigos que se reencontrarán pronto pero no es así.

Se trata de una carta que uno de los mejores amigos de Fernando Báez Sosa le dejó en las redes sociales ante lo irreparable de su ausencia.

https://www.instagram.com/p/B8kQ_FrBRJW/?utm_source=ig_embed

El texto fue redactado y posteado por Gastón Muzlera, uno de los chicos que acompañaba a Fernando la fatídica noche en que recibió la golpiza de la patota de rugbiers.

Sin embargo, Gastón no estuvo junto a él cuando murió ya que se había quedado en el interior del boliche.

“Dale pa estaría bueno que vayas volviendo no? Digo porque acá con los pibes te re extrañamos, dale que juega la fiore pa, vale pensar por nosotros ee ndeaah”, sigue el texto.

Pero sus palabras comienzan a cargarse de emoción con cada caracter: “También extraño ayudarte con matemática por skype como hacíamos al principio, extraño ganarte en la play, extraño que vengas a casa y que te de café frío, el que me invadas la pileta, el salir todos juntos, que me ayudes con cualquier cosa, todo extraño amigo”.

“Lo que si no vas a poder sacarme la bronca de no poder despedirme, el no haber estado ahí por dos míseros minutos y poder decirte lo importante que sos para mí y que te recontra quiero”, agregó.

“Estoy re escuchando ese tema que me recomendaste, puff es buenardo y nunca te dije gracias (sic)”, expresó.  Ese ‘gracias’ se repite una y otra vez como si todo el grupo de amigos buscara tener un segundo más con Fernando.

“No solo gracias por eso, gracias por todo lo que me enseñas y como me haces crecer como persona, gracias por tocarme el corazón, por mostrarme cosas que realmente valen, básicamente por todo”.

Antes de despedirse, Gastón le pide que descanse ya que confían en que él los acompaña: “Te quiero muito. El otro negrito del grupo”, concluye.