La semana pasada, la tranquilidad de Pampita y su esposo quedó trunca al estar nuevamente en el centro de atención de los portales de espectáculos. Esta vez, la modelo la ligó de arriba puesto que las noticias llevaban el nombre de Roberto García Moritán.

Sucede que salieron a la luz una serie de chats privados que el empresario gastronómico le envió a una abogada trans, conocida en el ambiente como “La Rubia Peronista”. Estos mensajes datarían del 2019, cuando aún era novio de la jurado del Bailando y no había pasado por el altar.

En los mismos, él se presentaba como cercano a María Eugenia Vidal -por entonces gobernadora- y la invitaba a tomar un café para hablar de política. También le aseguró que no quería “levantarla” ya que estaba de novio con alguien del ambiente.

Luego de conocidos los mensajes, ni García Moritán ni Pampita salieron a hablar del tema. La que sí lo hizo fue Nicole González, la abogada que recibió los mensajes y que según ella, nunca le contestó.

En una entrevista con Diario Show, explicó por qué decidió filtrar los chats y aclaró que su intención no era meterse en el matrimonio de Pampita.Lo que me interesa aclarar es que a Roberto Moritán no lo conozco. Pasó que hubo un tipo que me fue a buscar a la salida del teatro para ‘conocerme de algún otro modo’ atribuyéndose que es el amigo de Moritán y yo a él lo conozco. De esta manera, Moritán le habría dicho a su amigo que yo cobro o algo así“.

Nunca le contesté un sólo mensaje y ahora le dice a sus amigos que me conoce y mirá en qué términos. Lo único que quise demostrar es que al tipo no lo conozco y no meterme en la relación de Pampita“, cerró para aclarar la situación.