Flavio Mendoza vivió momentos de suma preocupación luego de que su hijo Dionisio se enfermara. Según trascendió, apenas terminó la función de la obra “Un estreno o un velorio”, en Carlos Paz, llevó al niño a un hospital de Córdoba.

“Ayer tuvo una cosa bronqueal, tenía como un ruido en el pecho. Terminé la función y salí cagando a Córdoba. Lo llevé al Sanatorio Allende. Tiene un año y nueve meses, es un bebé todavía. No fue grave, fue algo que le agarró por el cambio del clima, un virus ahora que hace frío. Él es súper sano, gracias a Dios. Me pegué un cagazo terrible por el ruido que le hacía el pecho”, reveló el bailarín a Radio Mitre.

Compungido todavía por el momento, Flavio expresó: “Yo decía este nene no puede respirar. Le dieron una inyección que gritó, pobre. Gracias a Dios no pasó nada mayor. Era sólo un virus que le hizo como un espasmo. Está con unas gotitas y está bien. Nada más que tiene un pecho con mucho ruido”.

Por fortuna, el pequeño Dionisio se encuentra recuperándose mientras su papá sigue sus pasos muy de cerca.