Fueron nueve meses en los cuales las mujeres de Moreno vivieron aterrorizadas. En ese período, el violador serial atacó al menos 11 veces en un radio de 10 cuadras: el primer caso fue el 13 de abril de 2019; el último, el 7 de enero de este año.

Gracias al testimonio de las víctimas, en su gran mayoría jóvenes y cinco de ellas adolescentes, y su rostro en las cámaras de seguridad, consiguieron identificarlo y lo detuvieron el 25 de enero en la casa de su hermana, en General Pacheco (Tigre), adonde se había escondido.

Adrián Gauna, alias “El Narigón”, de 27 años, padre de tres hijos, era empleado de una empresa de limpieza en Paso del Rey. Todos los hechos los cometió antes de entrar o salir de su trabajo. Vivía en Cuartel V y solía tomar un colectivo hasta el centro de Moreno, para luego continuar hacia su puesto laboral.

Tenía antecedentes penales por “hurto simple” y “robo agravado“, por los que había sido condenado a tres años y medio de cárcel. Estuvo preso desde el 27 de mayo de 2014 hasta el 27 de diciembre de 2016, cuando se fue de la Unidad Penal 5 de Campana, dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Además, había sido denunciado por violencia de género por su propia esposa y madre de sus hijos.

Los 11 ataques del violador de Moreno

Tocá para explorar los datos.

Flourish logoA Flourish data visualisation

Infografía: Clarín

Según indicaron fuentes del caso a Clarín, el sospechoso es analfabeto: no sabe leer ni escribir y antes de entrar a la empresa de limpieza hacía changas de albañilería. Solía andar vestido con una camiseta de fútbol alternativa de la selección argentina, bermudas y zapatillas Adidas de tela negra.

No era una persona de aspecto que pareciera que te iba a robar o a violar“, declaró una de sus víctimas ante el fiscal Leandro Ventricelli (UFI N° 1 Moreno-General Rodríguez), a cargo del expediente junto al juez de Garantías N° 2, Gabriel Castro.

El momento en que se produjo uno de los ataques del violador serial en Moreno.
El momento en que se produjo uno de los ataques del violador serial en Moreno.

Su primer ataque ocurrió a las 5.30 del 13 de abril. “No te asustes, no te voy a hacer nada, soy un pibe laburante… me das un besito y me voy“, le dijo el agresor a una chica de 16 años en la esquina de las calles Salvador Piovano y Martín Fierro. Enseguida el hombre comenzó a masturbarse mientras la obligaba a caminar hacia un árbol, adonde la violó y finalmente escapó.

En mayo volvió a atacar. Eran las 7 cuando interceptó a una adolescente de 17 años en el cruce de las calles Del Carril y Soldado Derrico, en Paso del Rey. “Dame el celular, caminá al lado mío y callate la boca“, le ordenó. Pero la chica, que no supo precisar la fecha del episodio, logró salir corriendo y alejarse del lugar, mientras “El Narigón” intentaba persuadirla: “¡Es una broma!“.

Esta misma chica sería agredida nuevamente el 4 de diciembre, en Independencia y 25 de Mayo, en el séptimo ataque. “Dame el celular y callate la boca“, la amenazó tras agarrarla del brazo a las 15.45. Luego le levantó la pollera y la manoseó, hasta que ella se escapó. Ya en la comisaría, a la adolescente le mostraron el video del sospechoso de los ataques sexuales y lo reconoció enseguida.

El alerta que había dado la Municipalidad de Moreno por el caso del violador serial.
El alerta que había dado la Municipalidad de Moreno por el caso del violador serial.

En el tercer hecho su víctima tenía 22 años. Ocurrió a las 6 del 4 de septiembre en la calle Nemesio Álvarez al 400. “Dame el bolso y tu celular“, le exigió.

Después la tomó del brazo y la obligó a caminar hasta la entrada de una casa, adonde la violó tras pegarle una trompada en el pómulo izquierdo mientras le advertía: “Si te resistís es peor, porque tengo un cuchillo y te voy a lastimar“. Finalmente huyó con su billetera, en la que había dos mil pesos, y su celular.

El cuarto ataque se produjo el 2 de octubre de 2019, a las 5.50, en Salvador Piovano y Martín Fierro. Allí sorprendió por detrás a una joven de 23 años a la que le robó 170 pesos. Como en el primer caso, la llevó al mismo árbol y, tras golpearla en la cara, la violó.

Detienen a un violador serial en Moreno / Foto Semanario Actualidad
Detienen a un violador serial en Moreno / Foto Semanario Actualidad

Ocho días más tarde, a las 6.45, en Chacabuco y Mariano y Luciano de la Vega, su presa fue una chica de 16 años que iba caminando al colegio. “Quedate callada, tengo un arma, dame el celular y los auriculares“, le dijo. La tomó del brazo y la hizo caminar hasta la entrada de una casa y la obligó a que lo masturbara mientras la manoseaba. Pero en ese momento una mujer salió de su propiedad y el violador escapó.

El 19 de noviembre eran las 12.40 cuando atacó a una chica de 20 años en Larrea al 2800. “Dame el celular, sacale el chip y no grites porque tengo un cuchillo, te voy a apuñalar y a dejar tirada en el piso“, la amedrentó. La hizo caminar hasta un árbol y la violó. “Esto te pasa por andar sola“, le reprochó, antes de huir con su celular.

El octavo hecho tuvo lugar el 23 de diciembre, entre las 15 y las 16. El acusado interceptó a una joven de 20 años en Teniente Camilli y Boulevard Evita. Le preguntó la hora y le dijo que no tuviera miedo, pero la víctima entró a un supermercado para eludirlo.

A los diez minutos ella salió y otra vez Gauna la encontró, la agarró del cuello y la condujo a la fuerza una cuadra más adelante, en la calle Padre Arellano. Mientras la sostenía, empezó a masturbarse, pero el conductor de un auto que pasó tocó bocina y la chica pudo zafar.

La joven caminó una cuadra mientras él la perseguía y le decía: “Tonta, dale, volvé, no pasa nada, era todo joda“. El violador, al ver a otros transeúntes, se alejó del lugar.

Frustrado, el agresor atacó de nuevo a las 18.20 del mismo día, en Alem e Ituzaingó. La víctima, de 16 años, fue arrastrada violentamente en la calle y sufrió el robo de su celular. Pero la presencia de un hombre sentado en la vereda asustó al abusador y salió corriendo.

El 3 de enero, a las 6.15, una mujer caminaba hacia el Hospital Mariano y Luciano de la Vega para un control médico, ya que había sido operada de dos tumores en sus ovarios. All llegar a Nemesio Alvarez al 500, “El Narigón” la amenazó con una arma de fuego y le ordenó: “Rápido, dame lo que tenés“.

La víctima le entregó su celular y 400 pesos que tenía guardados en su pollera para comprar remedios. Pero el agresor la obligó a practicarle sexo oral. “Hacelo o te mato, te vas muerta, elegí“, fue su advertencia. Luego la violó. La mujer intentó persuadirlo al contarle que tenía “abierta la herida” por la intervención quirúrgica reciente. “No le importó nada“, afirmó luego a los investigadores.

Su último ataque sería el 7 de enero, a las 15.50, en Alcorta y Mariano y Luciano de la Vega. “Dame tu celular, dame todo“, le dijo a la joven, de 21 años, amenazándola con una cuchilla. Luego la hizo caminar hacia el cantero de una casa, la hizo arrodillar y la violó.

La chica fue hasta la panadería de sus tíos, adonde contó lo que le había pasado. Entonces decidieron salir a buscarlo y lo vieron en una parada de colectivos, aunque el abusador huyó. Entonces hablaron con un vendedor ambulante y les contó que lo conocía: le decían “El Narigón”.

¿Cuál es su situación judicial? Ventricelli pidió ampliar su prisión preventiva y el juez Castro debe resolver este lunes.

En las ruedas de reconocimiento, el acusado fue identificado por la mayoría de las mujeres abusadas. Algunas se descompusieron y terminaron vomitando. “No me pasó nunca en 20 años una cosa así”, describió el fiscal, quien cree que aún pueden surgir más casos.

Según declaró una de sus víctimas, el violador era “robusto” y caminaba “como sacando pecho”. Además, tenía una característica íntima que fue reconocida por algunas de las mujeres agredidas: sus genitales afeitados.

EMJ

Content retrieved from: https://www.clarin.com/policiales/-hacelo-mato-vas-muerta-elegi-11-ataques-violador-serial-moreno_0_eANvGyW-.html.