Las dudas sobre la relación entre Laurita Fernández y Nicolás Cabré cobran mayor fuerza desde que se supo que una profunda crisis los estaría atravesando. Sumado a eso, el viaje de la bailarina a Nueva York con otro hombre, no hizo más que aumentar los rumores de separación.

Así quedó demostrado en las últimas horas, luego de que la ex Combate se mostrara muy íntima con el bailarín Jonatan Robles en Estados Unidos. Según trascendió, son muy buenos amigos que comparten el gusto por los musicales y aprovecharon para visitar obras de Broadway.

Además, trabajaron juntos en “Sugar” y Showmatch, por lo que tienen un vínculo muy estrechable. Lo cierto es que tan bien la están pasando, que incluso compartirían la misma habitación del hotel. Así quedó demostrado luego de que Robles la grabara cantando a Laurita en la ducha tras haber presenciado “Mouline Rouge”.

Por otro lado, Nicolás Cabré dejó en claro que no hay ningún problema con su novia. La fue a despedir al Aeropuerto de Ezeiza con su hija Rufina y está muy ansioso porque regrese. Ángel De Brito contó en LAM que tuvo una charla con la bailarina, que reconoció que tenían sus peleas como en cualquier relación, pero que no estaban distanciados.