Anoche, vecinos de Villa Alem de la provincia de Tucumán se vieron conmocionados por el secuestro de un niño de cinco años. Según trascendió, luego de varias horas de aflicción, finalmente apareció sano y salvo.

Leonel Alexander Mamaní fue llevado desde la vereda de su casa, en Larrea al 1.700, cuando se encontraba jugando con varios amiguitos. Supuestamente, nadie observó nada, por lo que la familia radicó la denuncia.

Horas después, su padre Osvaldo José Mamaní quien trabaja como herrero, recibió un llamado telefónico en el que una voz masculina la exigía el pago de dos millones de pesos si quería volver a tener a su hijo.

Afortunadamente, en las últimas horas de este lunes, el pequeño fue abandonado en la zona del Parque 9 de Julio, donde deambulando, llegó a la casa de una familia. Al reconocerlo, esa gente lo trasladó a la Policía, pero antes, se comunicó al teléfono que se difundió por redes sociales (3816737055).

Exequiel Mamaní, tío del menor, reveló que Leonel describió a su secuestrador como un hombre alto, desconocido, quien se movilizaría en una motocicleta de color roja.
Tras el llamado y su traslado a la comisaría, el nene pudo reunirse con sus afligidos familiares, poniendo fin a largas horas de terror.
De acuerdo con los primeros datos aportados, habría cuatro personas detenidas.