Un preso que se encontraba siendo atendido en el hospital Pablo Soria de Jujuy, aprovechó un descuido del policía que lo custodiaba y se escapó del lugar. Para ello, se tiró por la ventana que daba a la calle Patricias Argentina.

El gravísimo hecho sucedió hace algunas horas. El reo fue identificado como Miguel Quispe quien había sido trasladado al nosocomio jujeño para recibir las curaciones correspondientes luego de ser linchado por vecinos que lo atraparon cuando intentaba cometer un robo.

Según trascendió a través del portal Qué Pasa Jujuy, el detenido burló al uniformado que lo custodiaba y terminó huyendo. Por estas horas, la Policía local lo busca intensamente en un amplio operativo.

En cuanto al efectivo, se le habría labrado un sumario, por disposición de la Justicia. Hasta el momento, no dieron con el fugitivo.