Este lunes a la noche, un femicidio sacudió a toda la provincia de Córdoba. Un hombre de 40 años que tenía una restricción perimetral, irrumpió en el trabajo de su ex y la masacró a puñaladas.

Miguel Gutiérrez asesinó a la madre de su hijo, Daniela Vergara (31) luego de que ésta lo denunciara por violencia de género. Ni siquiera la prohibición de acercamiento impidió que el agresor la matara.

Con el correr de las horas, se van conociendo detalles abrumadores en la causa. Según expresó un hermano de la víctima, el acusado ya había amenazado a su padre y lo terminó cumpliendo: “Te voy a entregar a tu hija en un cajón”, le dijo tiempo atrás.

“Todos los días mi papá llevaba a mi hermana al trabajo. Tenía una restricción de tres meses. Y tampoco podía ingresar a la zona fabril”, agregó el joven.

“Se hizo lo que se tenía que hacer, hicimos la denuncia… yo le pregunté al comisario qué hacíamos con un papelito, había pruebas de que la había golpeado. Lo único que sé es que mi hermana no está más”, finalizó destrozado.

Vergara fue sorprendida por su expareja mientras caminaba por la fábrica Coverflex, donde trabajaba, en Villa del Totoral. Allí la golpeó en el rostro y le asestó entre 10 y 12 puñaladas que terminaron con su vida.