REGIONALESBUENOS AIRES

El ruego de un policía antes de ser asesinado por delincuentes: “No, por favor no”

Otro hecho de inseguridad se registró este lunes a la noche en la localidad bonaerense de Villa Madero. Un policía fue asesinado por delincuentes, pero antes rogó por su vida: “No, por favor no”.

Según trascendió, el efectivo de la Policía de Prevención Local de La Matanza, había ido de visita junto a su esposa -también miembro de la fuerza- y sus tres hijos de 3,6 y 10 años a la casa de una pareja amiga.

Al retirarse, la víctima de 39 años salió primero para poner el auto en marcha ya que llovía. Lo acompañó el otro hombre y fue cuando aparecieron tres ladrones en un Forcus Focus que pretendían hacer una entrada.

Mauricio Ezequiel Miño se identificó como policía y sacó su arma reglamentaria. Pero los malvivientes no se amedrentaron y comenzaron a forcejar con él a tal punto de hacer varios disparos.

En total hubo diez tiros. Tres de ellos, impactaron en la infortunada víctima que terminó ensangrentada en el suelo en gravísimo estado. Las serias lesiones le provocaron la muerte antes de llegar al hospital.

La dueña de casa relató el momento del horror: “Estábamos reunidos en el comedor tomando unas gaseosas pero llegó la hora de irse y fue ahí cuando el muchacho fue a poner en marcha el auto. Mi marido lo acompañó a la puerta y en ese momento fue sorprendido por los delincuentes que forcejean con él y lo matan”.

“Yo me metí a la pieza con los nenes y la mujer quedó paralizada y no pudo hacer nada. Fue todo muy rápido”, agregó Mariana, quien recordó que uno de los ladrones le dijo “metete adentro o te quemo”.

“Es lamentable la pérdida porque era un buen hombre y trabajador. No se llevaron nada, solo su arma. Él nos salvó de que los delincuentes entren a mi casa”, cerró.

Tags
Back to top button
Close